Jardines que se bifurcan… Matías Inzunza.

Matías Inzunza © Roxana Fuentes

(Madrid, 29 de Junio 2015. Contacto Japón).- Hemos tenido la fortuna de conocer a Matías Inzunza, un excelente guitarrista de origen chileno, con varios años de estudio, residencia y experiencia artística en España. Además un enamorado de la cultura japonesa, por lo que compartimos esta entrevista que tan amablemente nos ha brindado:
Contacto Japón: ¿De dónde nace la afinidad por el universo japonés, y qué sucede hasta dar título e inspiración japonesa a todo un concierto?

Matías Inzunza: Me es difícil recordar un momento exacto o un hecho concreto  del comienzo de mi fascinación por Japón y su cultuta. Podría mencionar, de todas formas, un par que recuerdo como significativos, dos literarios y uno musical: la lectura en la adolescencia de Murasaki Shikibu con “El cuento de Genji” y sobre todo el descubrimiento de “El libro de la almohada” de Sei Shonagon (en una preciosa traducción de Borges) y luego el conocimiento de la obra de Toru Takemitsu, para mí una de las escrituras más logradas y bellas compuestas para guitarra. A través de él (de Takemmitsu) y su estética compositiva me acerqué al universo de los jardines, casi para desentrañar su poética musical (él mismo definía su manera de componer como “construir un jardín”). Otra cosa es que ese viaje me hiciera fascinarme por el jardín en sí, fuera o no un pretexto para componer música, pintura o literatura.

CJ: Explicas que “jardines que se bifurcan” es un repertorio en el cual se solapan diferentes estéticas musicales que incluyen la revisión del folclor, la música contemporánea y los arreglos sobre música popular. ¿Estos elementos son todos japoneses, o participan conceptos occidentales, y cómo interactúan según tu interpretación o en la ejecución?

MI: Creo que desde el momento en que mi aproximación no es académica– en un sentido “etnomusicológico” – doy por hecho que tanto mi interpretación como el nacimiento del concepto que da forma al recital están mezcladas con conceptos occidentales. Un ejemplo: la idea subyacente de una música “contemporánea”  es totalmente occidental. Ahora bien, en el caso de Takemitsu, es justamente la estética a la que él se remite. El folclor, corre por parte de “revisiones” más o menos actuales de “Sakura” o “Haru ga Kita”. La música popular también tiene su representación con una versión de Takemitsu sobre una canción de Akira Nakada. En este sentido es que se solapan las diferentes “músicas”. Cada una con su propia historia que contar a la hora de ser ejecutada e interpretada.

Matías Inzunza 1

CJ: En otra entrevista mencionas el valor del jardín japonés por su imitación a la naturaleza, donde se conjuga la belleza y la no-belleza. También evocas el concepto de Wabi-Sabi, donde la imperfección es parte de lo bello, ¿participan estos valores en tu ejecución, cómo?

MI: Yo diría que sí. El concierto está estructurado como un viaje de primavera a primavera por las estaciones del año. Cada una de las piezas representa un momento de la naturaleza o un elemento de ella. No es exactamente una “imitación” pero sí una analogía del paso del tiempo y su influencia en las formas en que  lo percibimos (las composiciones podrían pensarse como la materialización de esa percepción o su evocación). Al existir diferentes estéticas en el concierto creo que se puede apreciar un concepto como  Wabi- Sabi (sobre todo en la obra de Takemitsu) quizás no exactamente en lo bello y lo no bello pero sí en lo “melódico” y lo “no melódico” como metáfora de esta dialéctica. Es por eso que lo he titulado “Jardines que se bifurcan”: Además de ser una alusión a Borges (escritor que por cierto se acerca en más de una ocasión a conceptos cercanos al jardín japonés en su escritura), es también la idea de cómo se transfigura el jardín y la naturaleza misma a través del universo particular de cada compositor. Es un viaje imaginario o la invitación a hacer un viaje imaginario.

CJ: Además de los compositores y la música contemporánea que interpretas en estos conciertos, por tu investigación y experiencia personal, ¿qué aspecto, instrumento o contexto de la música popular japonesa te atrae más?

MI: Son muchas. La música del teatro Noh por ejemplo, me parece alucinante! Críptica sí, pero alucinante. En cuanto guitarrista me  declaro un admirador del Shamisen, su timbre y su canto así como del Koto. Creo que la guitarra puede acercarse de manera muy “cómplice” a estos instrumentos. El sonido de la flauta Fue, también es uno de mis timbres favoritos. Mi aproximación, eso sí, ha sido desde una curiosidad “ingenua”: la del auditor “amateur”, sin pretensiones académicas y anclada en el placer de oír estas piezas y de invocar, al tocar mi guitarra, un jardín japonés imaginario que al fin y al cabo no es otro que el que yo he imaginado.

Matías Inzunza en la Sala Apolo de Barcelona: 


Reseñas: abc.es (enlace). lavanguardia.com/cultura (enlace) “Matías Inzunza al segon vermut clàssic de l’Apolo” en enderrock.cat. “Matinals de música clàssica a la Sala Apolo” en ara.cat.

Entrevista: en Catalunya RadioA la carta“, enlace (ir a 33:00).

Sitio personal: matiasinzunza.com


Contáctanos a través del siguiente formulario:


¡Sigue y disfruta nuestras redes sociales!

Logo

 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s