Armand Rovira: pasión por Japón en 16mm.

Rovira y G Sato

(Madrid, 4 de Agosto de 2.014. Contacto Japón).-

Gracias al trabajo de promoción de la película “Letters to Paul Morrissey“, largometraje de ficción que se rueda ahora en Palma de Mallorca, hemos tenido la fortuna de conocer al joven cineasta Armand Rovira, quien ha decantado en este trabajo su pasión por Japón, considerando una actriz japonesa y sus participaciones en el idioma nipón.

“Armand Rovira es un cineasta nacido en Barcelona el año 1979 y su filmografía cuenta obras como “La purificación excremental” (2004) protagonizado por el director ya fallecido Joaquim Jordà o “¿Qué será de Baby Grace?” (2009) protagonizado por Álex Angulo y que mezclando found-footage y ficción cuenta la primera visita de la actriz Grace Kelly a la isla de Mallorca. Todas sus obras siempre han sido rodadas en soporte fotoquímico.”

El estreno de “Letters to Paul Morrissey” está programado para finales del 2.015. Ahora, entrevistamos a su director:

Contacto Japón (CJ): ¿Cuándo y cómo fue tu primer contacto con la cultura japonesa?

Armand Rovira (AR): El cineasta Akira Kurosawa fue el primero en enseñarme una cultura completamente diferente a la que yo estaba acostumbrado.  Curiosamente el padre de Kurosawa fue profesor de artes marciales y descendiente directo de samuráis. Esas influencias se veían reflejadas en sus primeros filmes que yo consumía ansiosamente en la Filmoteca de Cataluña a los 18 años. Me gustaron tanto que empecé a obsesionarme con las películas de sus contemporáneos Mizoguchi y sobretodo Yasujiro Ozu. De éste último descubrí que siempre colocaba la cámara apoyada en el suelo para rodar a sus actores que se pasaban toda la película sentados en el suelo. Aquello me fascinó. La admiración total a Japón fue a través del cine pero años antes el manga Akira de Katsuhiro Otomo ya me había arrebatado. Durante mi temprana adolescencia crecí con la idea de que el nombre de Japón estaba ligado a Tetsuo o a Kaneda. También por aquella época consumía conciertos piratas de bandas de rock de los 70 que giraban por Japón (Led Zeppelin, Suzie Quatro, Bowie….) en viejas cintas VHS y que compraba por catálogo. Aquellos shows mostraban pequeñas piezas documentales de los artistas paseando por las calles de Tokyo y me pareció una ciudad extremadamente divertida y colorida. Aquello contrastaba con el aburrido barrio obrero de Barcelona en el que crecí.  

CJ: ¿Qué ha representado la cultura japonesa para ti y tu trabajo, y cuál ha sido tu experiencia más relevante con la misma?

AR: Actualmente la cultura japonesa es muy importante en mi trabajo diario. Sobretodo el idioma. Estoy rodando una película que se rueda en japonés. Esto ha provocado que estudie desde hace tres meses el nihongo con una sensei de Tokio para poder entender bien los diálogos con los que trabajo en el film. Lo estoy disfrutando radicalmente, he roto esas barreras de dificultad ilusoria que creía sobre el idioma gracias a Taga Mika, la maestra. No es tan difícil, se trata de constancia. Este mes trabajo duro con el hiragana. Cada día intento escribir un poco por las mañanas. Ese es el objetivo del verano. Espero conseguirlo.  

CJ: ¿A qué respondió que la protagonista de su más reciente trabajo fuese de origeAlmar G Sato 02n japonés y que su participación fuese únicamente en este idioma? 

AR: Por razones económicas era imposible rodar una película entera en Japón y con actores japoneses. Lo más fácil era trabajar con japoneses que residieran en España. El problema era cuántos actores japoneses encontraba que residieran en este país lleno de crisis y que estuvieran en forma interpretativamente. Sinceramente no los había.  Pero por casualidad encontré una adolescente japonesa que residía en Málaga y que hacía sus pinitos en el mundo de la moda. Llegué a contactar con ella hace un par de años para un proyecto con actores japoneses que no llegó a salir. Pero ahí quedó la cosa.  Cuando arrancó el film que estoy rodando actualmente, “Letters to Paul Morrissey”, decidí que había que incorporar una trama protagonizada por una joven japonesa y que se rodara en japonés. Me acordé de esta adolescente, Almar G. Sato. El problema era que la recordaba muy adolescente, y yo buscaba una joven, pero al chequear las últimas sesiones de moda que había realizado descubrí que la niña se había vuelto mujer, los rasgos faciales se habían endurecido y era perfecta para encarnar a Hiroko.  Y no habría podido elegir mejor. Almar funciona mejor de lo que yo esperaba. Delante de la cámara se convierte en Hiroko, cuando corto la toma el espíritu de Almar vuelve a recobrar su cuerpo. Es algo mágico, creo que ella es inconsciente de ese don. Es demasiado fácil para Almar convertirse en Hiroko, creo que es pura alquimia. Quizás sea que este proyecto le encaja perfectamente y a veces por el azar uno encuentra el proyecto que le conviene. De todas formas los dos trabajamos mucho las secuencias. Profesionalmente nos necesitamos el uno al otro. Sin ella en esta película andaría cojo.

CJ: ¿Cuáles son las disciplinas, artes o aspectos que más admiras de la cultura japonesa?

AR: Sobre el arte japonés me parece increíble el hiragana que estoy aprendiendo. Una escritura preciosa. El cine japonés es de una calidad insuperable, a la misma altura que el cine coreano que tantos premios europeos se lleva.  La música electrónica japonesa también me parece fascinante. Sobre la disciplina japonesa o modales japoneses solo puedo hablar sobre las personas japonesas que conozco y que actualmente forman parte de mi vida como Mika o Almar, pero quizás tenga una visión equivocada porque son dos mujeres que ya llevan unos años mezclados con las costumbres españolas. Voy a tener que esperar al soñado y ansioso viaje a Japón para descubrirlo.

CJ: ¿Algún proyecto de corto o mediano plazo que considere la promoción de la cultura japonesa?

AR: Uno de los objetivos al finalizar la película es promocionar y proyectar el film junto a mis compañeros de la productora From Outer Space en una gira por todo Japón. Estamos luchando por ello. Un intercambio de culturas entre España y Japón: charlas, talleres audiovisuales, proyecciones del film con coloquios… Si lo conseguimos todo el trabajo de unos casi tres años en este gigantesco proyecto habrá valido la pena.

1965598_708545725854924_7443315076355424709_o

Más de “Letters to Paul Morrissey”, con excelente información e imágenes, donde el director explica en forma de decálogo las influencias directas del proyecto aquí.

 

Si has disfrutado este material, te invitamos a seguir nuestras redes sociales desde el portal www.contactojapon.com para que disfrutes más contenidos, fotos, música, videos, recomendaciones, información de eventos y nuestros servicios, conociendo y sintiendo lo mejor de la cultura japonesa.

 

Información de contacto:
www.contactojapon.com/Contacto
@contactojapon
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s